Rutina antes de dormir

A los bebés y niños les encanta la previsibilidad y aprenden con la repetición. Cuando viven diariamente una serie de acciones antes de ir a dormir, en poco tiempo reconocen que se acerca la hora de descansar predisponiéndose a ello.

Las rutinas son más efectivas si el niño no está demasiado cansado, y deben de ser cómodas, agradables, relajantes y tranquilas para la familia ya que se utilizarán por mucho tiempo.

Lo ideal para que los niños desarrollen buenos hábitos de dormir es el adoptar una rutina nocturna que pueden incluir alguno de los siguientes puntos:

  • Baño
  • Ponerse la ropa de dormir
  • Cepillarse los dientes
  • Leer un cuento
  • Cantar una canción
  • Rezar

También es importante que tengamos una habitación silenciosa, con temperatura agradable, tener una hora fija para irse a dormir a la cama todas las noches y evitar juegos o actividades estimulantes como el ver televisión antes de acostarlos, procurando actividades relajantes que podamos hacer en su habitación.

Haga que su niño establezca asociaciones positivas hacia el sueño. Un niño que se duerme por sí mismo podrá volver a dormirse con más facilidad si se despierta durante la noche.

Default image
Paulina Saldaña
Pediatra, maestra en administración y dirección de sistemas de salud y hospitales, ha ejercido su práctica como pediatra en instituciones públicas y privada, además ha realizado investigación y docencia. Actualmente certificada como coach del sueño por el método “Gentle Sleep Coach” desde junio 2019.
Articles: 4

Leave a Reply